Noticias

Aflojan las restricciones para las Misas al interior

Share this article:

SAN DIEGO — Pentecostés, la fiesta que conmemora el descenso del Espíritu Santo, a menudo se describe como el cumpleaños de la Iglesia.

Hace dos mil años, fue un día que comenzó con los Apóstoles en cuarentena en el Cenáculo y terminó con esos mismos Apóstoles, ahora infundidos con el Espíritu Santo, saliendo para predicar el Evangelio.

Es lógico entonces que el cumpleaños de la Iglesia este año sea una ocasión para revitalizar la Iglesia en San Diego tras los cierres y medidas de seguridad instituidas el año pasado para frenar la propagación de COVID-19. 

En respuesta a las recomendaciones de las autoridades de salud pública, el 19 de mayo el Obispo Robert McElroy emitió nuevas pautas para la diócesis. La mayoría de ellas entran en vigor de inmediato, mientras que otras lo harán hasta el 15 de junio, cuando California termine su mandato de cubrebocas y las empresas puedan reabrir por completo. Las reuniones y eventos en las parroquias podrán reanudarse el 15 de junio sin limitaciones de tamaño.

Se seguirá requiriendo cubrebocas en Misa, pero el distanciamiento físico se reduce a 3 pies. De ser posible, las parroquias deberán continuar ofreciendo una opción de misa al aire libre.

La congregación ahora puede cantar en Misas al interior, bajo la dirección de no más de dos cantores y un acompañante, los cuales deben permanecer a 12 pies de distancia entre sí. Se permitirán coros más grandes después del 15 de junio.

La comunión seguirá estando limitada al Cuerpo de Cristo, recibido solo en la mano. La Preciosa Sangre no se distribuirá hasta el primer domingo de Adviento.

La recolección del ofertorio y la presentación de los obsequios ahora se pueden hacer de manera regular. El Signo de la Paz seguirá realizándose sin contacto. Las fuentes de agua bendita no deben llenarse hasta septiembre.

Se alienta a todas las parroquias a implementar prácticas seguras para la celebración del sacramento de la reconciliación.

Se anima a todos los ministros litúrgicos a vacunarse. Solo aquellos que estén vacunados podrán llevar la Comunión a los enfermos y confinados en casa.

 

You May Also Like

Perspectiva: La Cuaresma es tiempo para transformar el corazón

La Iglesia Ofrece Apoyo para Migrantes con Futuro Incierto

Evento Crea Conciencia Sobre el Abuso Infantil

Culturas unirán su voz para celebrar su fe

Perspectiva: Detente y descubre a ‘la María’ dentro de ti

Papa elige tema de Jornada Mundial de Abuelos y Ancianos en julio

Menu