Perspectiva

Perspectiva: Ni buenos ni malos, solo buscando ser mejores

Share this article:

Por el Padre Bernardo Lara

ROMA —Tristemente, en la vida nos han enseñado a catalogar a las personas solamente bajo dos formas: o son buenas o son malas.

Lo cierto es que casi siempre tenemos más opciones. Muchas personas estamos trabajando en ser mejores. Ciertamente, uno no catalogaría a alguien como Hitler como buena persona, pero la gran mayoría de nosotros estamos dentro de otra categoría: “trabajando para ser santo”. Unos van más adelante, otros van más atrás. Unos van más rápido, otros más lento. 

Uno de los problemas que vienen con ver a las personas solo como buenas o malas se refleja en la Eucaristía: “Si has hecho esto, no puedes comulgar”. Es cierto que hay ocasiones en las que no podemos comulgar, los católicos que conscientemente están en un pecado grave deben confesarse antes de comulgar. 

San Pablo en la 1ra carta a los Corintios dice que no comamos y bebamos de una manera indigna, pero tampoco podemos caer en el otro extremo. No somos una religión de perfección. De ser así, en verdad nadie sería digno de comulgar. La fragilidad humana es importante. El Papa Francisco nos lo dijo de una manera bellísima: “La Eucaristía no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débiles, para que quienes busquen a Jesús lo encuentren”. 

He visto a muchos obispos y sacerdotes adquiriendo fama por criticar al Presidente Biden por que cada domingo asiste a Misa y comulga, pero no hace nada por erradicar el aborto. Ciertamente, el aborto es una realidad triste y va en contra de las enseñanzas católicas, pero no es la única gestión ni tampoco es el problema preeminente dentro de la fe. También están los problemas del racismo, la inmigración, la discriminación, la pobreza, la falta de alimentos y más. Problemas que la administración pasada hacía y estos mismos obispos y sacerdotes nunca alzaron la voz.

Lo más preocupante es que esta misma actitud tomamos todos ante personas que no son celebridades; ante nuestros amigos, familiares, miembros del grupo de oración, etc. El error de las demás personas, aparentemente, pesa más que el bien que hacen.

Por eso hoy quiero reiterar las palabras del Papa, la eucaristía no es un premio a la perfección, sino un alimento. Cristo mismo compartió el pan con Judas en la última cena. Negarle la comunión al segundo presidente católico en la historia es más político que cristiano. Igual en la parroquia, negarle a un hermano la comunión, no siempre es la solución. 

No menosprecio el valor de la confesión y la preparación para comulgar, pero también hay que recordar que: “No es la gente sana la que necesita médico, sino los enfermos” (Mt. 9, 12).

El Padre Bernardo Lara es sacerdote de la Diócesis de San Diego. Actualmente se encuentra haciendo estudios de posgrado en Roma y es co-conductor del programa diocesano “Vive Feliz” por Amor 102.9 FM a las 8 a.m. los domingos y en vivefelizsd.org. Se puede contactar en fatherbernardolara@gmail.com.

You May Also Like

Perspectiva: En busca del camino a nuestra paz interior

Perspectiva: A veces queremos huir de los que nos incomoda

Perspectiva: Descendió al lugar de los muertos para renacer 

Perspectiva: ¿Cómo comenzar el año nuevo? No corriendo

Perspectiva: Allí, cuando me creía perdido encontré la salvación

Perspectiva: Uno puede ser fuente de esperanza

Menú