Perspectiva

Perspectiva: Lo que realmente importa esta temporada

Share this article

Por el Padre Bernardo Lara

ROMA — Difícil de creer pero ya estamos en diciembre. Sin embargo, en estos tiempos de pandemia viene a mi mente el canto litúrgico de Adviento, muy popular en las Misas en inglés y un poco menos en español, que se llama “Oh Ven, Oh Ven, Emanuel” (“Oh come, oh come, Emmanuel”). El primer verso en inglés (traducido al español) nos dice, “Oh ven, oh ven Emanuel/ Y rescata al cautivo Israel/ Que llora en un exilio solitario/Hasta que aparezca el Hijo de Dios”- y el coro- “Alégrate! Oh Israel, vendrá, vendrá Emanuel”. Son estas palabras, las que nos toca repetir sobre todo en estos tiempos de COVID.

Aún recuerdo el marzo pasado cuando todo esto comenzaba. Recuerdo que el Miércoles de Ceniza fue en el último evento “grande” antes del comienzo de la pandemia. Ese viernes me puse a dirigir el Vía Crucis en la parroquia de San Marcos y ya el siguiente Vía Crucis comunitario no llegó. Ya para la siguiente semana estaban cancelados los eventos públicos. Y aquí seguimos.

Uno de los seres más pequeños de la creación, un virus, vino a paralizar el mundo entero. Vino a demostrarnos que ni la economía, ni la política, ni ningún país es lo suficientemente poderoso o invencible. Dijo alguna vez el Papa Francisco que en esta tormenta, “Descubrimos que no podemos seguir cada uno por nuestra cuenta, sino todos juntos”.

Estados Unidos tiene casos de COVID en aumento, pero no esta solo. Aquí en Roma estamos a punto de un encierre o “lockdown” total. Los lugares turísticos ahorita parecen pueblos fantasma. Mientras en el tiempo “normal” se podía hacer hasta tres horas de espera para entrar a la Basílica de San Pedro, ahorita son cinco minutos. Los restaurantes y cafeterías tienen que cerrar a las 6 de la tarde. Nadie puede estar en la calle a partir de las 10 de la noche.

Como en Estados Unidos, aquí también son tiempos difíciles. Las personas aquí también se están muriendo. Las personas aquí también están perdiendo familiares. Las personas aquí también están batallando con sus trabajos. Las personas aquí también están batallando en la escuela. Las personas aquí también están sufriendo. Pero la Iglesia nos acompaña y ahora, más que nunca quizás, podremos vivir la temporada de Adviento y Navidad plenamente.

Por primera vez algunos entenderán que no importa el regalo de Navidad, sino tener familia, vida y salud. Este año, el morado “que usa el padre” en las Misas de Adviento, nos recuerda ese sufrimiento que estamos experimentando. Ese morado nos recuerda que en medio del exilio que vivimos encerrados, en medio de la oscuridad, en medio del llanto, seguimos confiando en nuestro Salvador. Ese morado nos recuerda que estamos en una noche profunda, pero que la luz del día vendrá. Por eso mismo, que nuestra oración en este tiempo sea decir con mucha fe: “Oh ven, oh Ven Emanuel/ Y rescata al cautivo Israel/ Que llora en un exilio solitario/Hasta que aparezca el Hijo de Dios”… Alégrate! Oh Israel, vendrá, vendrá Emanuel”.

El Padre Bernardo Lara es sacerdote de la Diócesis de San Diego. Actualmente se encuentra haciendo estudios de posgrado en la ciudad de Roma y es co-conductor del programa diocesano “Vive Feliz” por Amor 102.9 FM a las 8 a.m. los domingos y en vivefelizsd.org. Se puede contactar en fatherbernardolara@gmail.com.

 

You May Also Like

Menú