Regresa un poco de normalidad a las parroquias

Por

Comparte este artículo:

SAN DIEGO — Con el inicio de la Cuaresma llega también un poco de normalidad a nuestras parroquias.

Ahora que la prevalencia de la variante Ómicron ha disminuido y las autoridades de salud pública han relajado las medidas de prevención, la Diócesis de San Diego recomienda que los párrocos revisen el requisito de uso de cubrebocas dentro de su parroquia. Cada uno de ellos podrá decidir si se debe continuar utilizándolo o pueden retirarlo, según lo que sea mejor para su comunidad.  

La Diócesis también anunció que este 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, el clero puede volver a utilizar el método tradicional de imponer las cenizas con el pulgar, “con la debida consideración a los miembros que puedan tener preocupaciones personales”.

Se deja a discreción de los párrocos si continúan con el método de aplicar cenizas en la frente de los fieles con hisopos de algodón individuales si consideran que su congregación lo prefiere.

Sin embargo, hay algo especial en el toque personal del pulgar del sacerdote trazando la señal de la cruz en nuestra frente sin la barrera del hisopo.

“Jesús se encontró con los enfermos con su toque sanador”, dijo Noreen McInnes, directora de la Oficina Diocesana de Liturgia y Espiritualidad. 

“Tenemos un sentido renovado de esperanza al regresar a celebrar liturgias con nuestra comunidad de fieles, con los rituales que hemos adoptado como parte de nuestra tradición de fe católica”, dijo McInnes.

Tags: , ,

Noticias Recientes

También te Podría Gustar

La madre refleja el amor de Dios constante y eterno

Obispo Felipe Pulido Comparte Su Nuevo Cargo

Descubrimos el tesoro escondido en la oscuridad

Únase a Nuestra Campaña de Concientización Sobre el Abuso Infantil

Caridades Católicas brindan ayuda a migrantes más vulnerables

Sesiones Sinodales son una ‘Experiencia Enriquecedora’

Menú