Noticias

Regresa a Casa el ‘Padrecito del Barrio’

Share this article:

SAN DIEGO  — Durante 50 años el jesuita Richard Brown formó parte de Barrio Logan.

Como párroco de Nuestra Señora de Guadalupe sirvió y celebró a los residentes de esa comunidad, especialmente a la gente joven.

Formó un vínculo especial con los miembros de los clubes de autos lowrider, vistos por muchos como los “malillas” del vecindario y a quienes era mejor evitar. Sin embargo, el padre Brown los veía como jóvenes apasionados por sus vehículos, y como tal los trataba.

El sacerdote del barrio se retiró en 2005 tras permanecer 37 años en esa parroquia. Se mantuvo activo en su comunidad hasta 2018; falleció dos años después en el Área de San Francisco.

El 25 de junio se inauguró un mural que representa el Brown Image Car Club en Chicano Park. Henry Rodríguez, presidente del club, estuvo presente junto con muchas otras personas cuyas vidas fueron tocadas por el Padre.

“Era un amigo, y era bien querido por todos nosotros. Nos condujo por el buen camino”, comentó Rodríguez a Adela García, otra de sus partidarias desde hace mucho tiempo.

Una parte del mural muestra al padre Brown de joven, con su sombrero de paja y sosteniendo un micrófono. Con este homenaje el querido sacerdote permanece en su amado barrio.

 

 

 

 

 

 

You May Also Like

Deja huella legendario el ‘padrecito del barrio’

Un grupo de muros antes de llegar a la frontera de EEUU detiene a migrantes

Líder católica: Política de EE. UU. puede ‘hacer enmiendas’ en Centroamérica

Papa dice que sínodo es proceso sanador del Espíritu Santo

50 Años de trabajo para los más pobres

Estrenarán presidentes secundarias de San Diego

Menu