NoticiasPerspectiva

Perspectiva: Defenderse o explorar, una decisión personal

Share this article:

Por Ricardo Márquez

SAN DIEGO — “Antes de responder cuenta hasta diez”, una manera sencilla para evitar las reacciones inmediatas que pueden tener graves consecuencias en las relaciones humanas. Lo que respondemos sin pensar ante las controversias es como “aceite regado”, cuesta recoger lo dicho, y más todavía, sanar las heridas provocadas.

En estos tiempos de opiniones encontradas sobre las vacunas, los cambios climáticos, la contaminación y las migraciones, entre otras, vale la pena tomar conciencia de nuestras reacciones y respuestas ante los que no piensan o sientan como nosotros. La decisión de las respuestas que damos está en nuestras manos, en el uso consciente de nuestra libertad. No es el otro quien nos provoca la rabia, nadie tiene ese poder si no se lo damos.

El papa Francisco, consciente de las dificultades de entendimiento que hay entre los pueblos, las amenazas de guerra, las polaridades dentro de la sociedad y de la Iglesia, nos propone iniciar un proceso de encuentros (un sínodo) para conversar y encontrar caminos juntos sobre lo que nos aqueja. En la Diócesis de San Diego, estos encuentros comienzan en marzo, con sesiones de pequeños grupos en las parroquias.

El Papa nos hace una invitación para reunirnos, “hablar desde el corazón” y “escucharnos con el corazón”. Es una invitación para encontrarnos como comunidad, como Pueblo de Dios y decidir sobre los cambios que debemos hacer para evitar la violencia y la desigualdad social, y a la vez promover el entendimiento, la justicia y la fraternidad.

Tener recursos y orientaciones para vivir estas experiencias “sinodales”, o encuentros, ayuda a obtener el mejor provecho de ellas. Prepararse garantiza que las interacciones fluyan mejor. Es recomendable que previo a las reuniones dediquemos momentos de silencio, oración y alineación con el Espíritu. No nos reunimos para imponer nuestras ideas y percepciones, ni para rebatir las de los otros, sino para descubrir lo que es mejor y más justo para la comunidad, la sociedad y la Iglesia.

Eso es lo que es escuchar “la voz del Espíritu”, que nos guía y mueve hacia lo trascendente.

En los intercambios hay que estar preparados para escuchar sentimientos y emociones muy variadas.  Crear un espacio de confianza, respeto y confidencialidad permitirá que algunos manifiesten sus dolores, y resentimientos al haberse sentido excluidos o maltratados. Algunos reclamarán volver al pasado y las tradiciones que les daban seguridad y protección; otros invitarán a fijarse en el futuro, salir de las áreas cómodas y arriesgarse a dialogar e incluir a los marginados de la sociedad.

No será un diálogo fácil, emergerán las diferencias que nos separan, al igual que los dones y posibilidades que nos unen.

En los diálogos podremos escoger el camino defensivo de nuestras opiniones y percepciones, o el camino de la exploración de lo que el otro quiere decir y desde dónde lo dice. El camino de la defensa nos llevará a profundizar las diferencias, el camino de la exploración nos permitirá empatizar y descubrir el terreno común sobre el que podemos construir juntos

¿Qué camino escoger?

Es una decisión personal que podemos cultivar conscientemente desde ahora, una manera de enviar un mensaje interno que nos prepara para compartir: “No vengo aquí con intenciones de imponer y convencer, sino de explorar y descubrir lo que sea para el bien y la gloria de Dios”. Esto es una forma de responder conscientemente al amor de Dios experimentado en nuestras vidas.

No se nos está proponiendo nada nuevo, es una invitación a volver a las bases y fundamentos del mensaje de Jesús. Cuando en una excursión nos perdemos, la recomendación es volver a la base. Esta es la intención de todo este proceso “sinodal”: invitar a una conversión profunda, volver a la comunidad que ora, que se inspira en el mensaje de Jesús en la escucha de la palabra y la celebración de la Eucaristía, y servir a la comunidad en su nombre para promover la justicia y la fraternidad.

<General widget>

La página web sdcatholic.org/sinodo comparte información sobre el sínodo. Inscríbase en su parroquia para participar.

 

 

 

 

 

 

 

You May Also Like

Diócesis se une a la campaña ‘Caminando con Mamás Necesitadas’

La Iglesia Ofrece Apoyo para Migrantes con Futuro Incierto

Obispo Bejarano: ‘Que vivas este día con esperanza’

Patrulla Fronteriza Abre Sus Puertas a Líderes de Fe

Perspectiva: El Papa Francisco, nuestro faro en tiempos de confusión

Arzobispo: Ucrania está siendo ‘crucificada ante la mirada del mundo’

Menu