Noticias

Misa rompe barreras utilizando la tecnología

Share this article:

SAN DIEGO — La diócesis de San Diego se puso las pilas para poder reunir a los creyentes durante la época de la pandemia.

A diferencia de ver pasivamente un servicio transmitido en vivo, familias completas de las diferentes culturas de la diócesis se reunieron y pudieron participar activamente en la Misa de Pentecostés utilizando la aplicación para juntas por video de Zoom.

Formaron una congregación que escuchó al Obispo Robert W. McElroy, cantó junto con los ministros de música y encabezó las Oraciones Universales durante la liturgia.

Esta fue la primera ocasión en que la diócesis interactuó con los fieles de esta manera, una proeza técnica que retó a varios ministerios para poder crear esta oportunidad.

“El Obispo estaba verdaderamente hablándonos a nosotros”, dijo Jim Moore, uno de los participantes de la Misa. “Se me hizo maravilloso el final, cuando espontáneamente lo saludamos mientras caminaba por el pasillo y él nos regresó el saludo. Fue algo muy personal”.

La Misa de Pentecostés para Todas las Culturas estuvo a punto de ser cancelada.

En abril el Padre Michael Pham informó a los líderes de las comunidades culturales de la diócesis que este año la Misa no podría ser realizada conforme lo planeado, debido a las restricciones del COVID-19. El Padre Pham encabeza la oficina diocesana que organiza a estas comunidades.

Sus líderes se rehusaron a la idea de cancelar la ceremonia, y solicitaron a la diócesis utilizar la tecnología para celebrar con ellos.

“Me sorprendió la cantidad de líderes culturales que querían tener esta reunión de culturas con nuestro Obispo via Zoom”, recordó.

Como otros católicos, hasta entonces habían estado viendo la Santa Misa en transmisiones en vivo a través de los sitios de internet de la diócesis, sus parroquias, YouTube y Facebook. Pero para la Misa de Pentecostés de este año querían algo más que simplemente observar. Querían ser parte de ella, como lo habían sido en las dos Misas anteriores, las cuales reunieron a 1,600 personas en 2018 y más de 2,300 el año pasado.

La diócesis consideró su petición durante unos días y finalmente les dieron una respuesta: “Hagámoslo”.

Charlotte Fajardo, quien coordina los eventos de las comunidades, vio este momento como un “cambio de juego”. Lo difícil sería ver como 20 culturas podrían participar en la Misa a través de Zoom.

La diócesis colocó una pantalla de 185 pulgadas a unas filas del altar en la capilla del Centro Pastoral para la Misa, que fue presentada en video directo el Domingo de Pentecostés, 31 de mayo, a través del sitio web sdcatholic.org.

La pantalla mostró a 24 individuos y sus familias en sus ventanas Zoom; esta era la congregación.

El Obispo pudo ver a las parejas y familias en la pantalla, y ellos podían verlo a él, así como a otros participantes de la Misa a través de su computadora o teléfono.

La canciller de la diócesis, María Olivia “Marioly” Galván fue la encargada de la primera lectura, la cual fue en español, y Bernadette Aloese leyó la segunda lectura en samoano. El Padre Pham fue el encargado de proclamar el Evangelio.

Todos los participantes recitaron la Profesión de la Fe y el Credo, las voces de la llamada Zoom y la capilla uniéndose en una sola voz.

A continuación, 14 miembros de la comunidad dirigieron las Oraciones Universales en sus distintos idiomas. Hablaban en arameo, portugués, bahasa indonesio, tigriña, lao, coreano, irlandés, inglés, tongano, italiano, mandarín, alemán y tamil.

Entonces el Obispo esparció incienso en las ofrendas, el altar y los concelebrantes, el Padre Pham y el Obispo Auxiliar John Dolan. De igual manera, camino frente a las ventanas de Zoom para pasar el incienso frente a la congregación, una manera simbólica de santificar a los ahí reunidos.

“Sus reacciones fueron muy conmovedoras porque no esperan que el Obispo estuviera tan cerca de ellos”, recordó el Padre Pham. “Fue un hermoso momento”.

El Padre Pham señaló que hoy en día las personas de distintas razas, etnias e idiomas no confían mucho el uno en el otro.

“La reunión de todas las culturas en la celebración de Pentecostés nos dice que podemos congregarnos y unirnos en Jesucristo”, comentó. “Es tan maravilloso que las personas de distintas culturas puedan estar juntas para compartir la fe de Cristo”.

The Southern Cross

 

 

 

 

You May Also Like

Obispos de EE. UU. y Centroamérica participan en reunión sobre inmigración

Foros se enfocan en el impacto del racismo en la Iglesia

Piden santidad para mujeres asesinadas hace 40 años en El Salvador

Vaticano rinde homenaje a 22 agentes de pastoral asesinados en 2021

Nueva ley para víctimas de abuso sexual infantil

Ideas para celebrar a Nuestra Señora de Guadalupe este año

Menu