Cardenal

Inteligente y Humilde Con una Gran Pasión de Servir

Share this article:

El sábado 27 de agosto, frente a miles de personas en la Basílica de San Pedro y millones alrededor del mundo, 20 hombres de cinco continentes escucharan sus nombres leídos en voz alta por el Papa Francisco anunciando al mundo que han sido elevados al Colegio Cardenalicio, donde fungirán como asesores para Su Santidad y en un futuro elegirán al próximo papa. Entre ellos estará el obispo Robert McElroy, cabeza de la Diócesis de San Diego.

El obispo McElroy será la primera persona de esta diócesis en ser nombrado Cardenal y será el único miembro votante del Colegio Cardenalicio al oeste del Mississippi. Como cardenal continuará al frente de la Diócesis de San Diego.

El obispo McElroy, de 68 años de edad, nació en San Francisco. Fue ordenado sacerdote por la Arquidiócesis de San Francisco en 1980 y consagrado como obispo auxiliar por San Francisco en 2010, para posteriormente convertirse en el obispo de San Diego en 2015.

Sus amigos de toda una vida lo describen como un hombre con una inteligencia extraordinaria y una habilidad de comunicación superior, pero humilde y amigable. Sobre todo, hablan de su pasión de servir.

“Todos los que conocimos y trabajamos con (el obispo McElroy) sabíamos que en algún momento se convertiría en cardenal”, aseguró el arzobispo de Santa Fe, John Wester, quien ha conocido al obispo McElroy desde hace más de 40 años. “La única duda era que si tendría que cambiarse de ciudad cuando esto ocurriera. Por suerte para él, se queda en San Diego, una ciudad que ama”.

El arzobispo señaló que el Obispo nunca había sido ambicioso. “Para él siempre se ha tratado de servir y lo que él puede hacer para servir al pueblo de Dios”.

“En su corazón nunca ha dejado de ser pastor”, aseguró. “Es el lente a través del cual él ve el mundo. Es genuinamente sencillo. De todos los obispos que podrían haber recibido ‘un sombrero rojo’, él es probablemente el menos deseoso.

“Creo que el Papa Francisco ve eso y también ve que es brillante”, continuó el Arzobispo. “Fácilmente puedo ver al Papa pensando, ‘Esto es grandioso. Esto es maravilloso. Podemos tener ambas cosas en un mismo paquete’”.

De adolescente el obispo McElroy asistió a St. Joseph High School en Mountain View, el seminario de secundaria de la Arquidiócesis de San Francisco, ahora cerrado. Sin embargo, en lugar de asistir al seminario universitario inmediatamente después, decidió asistir primero a una universidad secular y luego regresar al seminario para seguir con su vocación de sacerdote. El resultado fue una licenciatura en Historia Americana de la universidad de Harvard, maestría en Historia Americana de Stanford, y un doctorado en Ciencias Políticas, también de Stanford.

Al graduarse del Seminario de St. Patrick en Menlo Park, obtuvo una maestría en Divinidad (M.Div). También tiene una licenciatura en Teología de la Escuela Jesuita de Teología y un doctorado en Teología Moral (STD) de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Ned Dolejsi, exdirector ejecutivo de la Conferencia Católica de California, interactuó con el Obispo regularmente mientras la organización abordaba temas complicados.

“Su habilidad para comunicar y explicar temas complejos, al tiempo que consideraba los factores morales, teológicos y políticos involucrados, es un misterio y demuestra lo buen comunicador que es”.

 

 

 

 

You May Also Like

Inteligente y Humilde Con una Gran Pasión de Servir

Papa Crea Nuevos Cardenales, Incluyendo Obispo de SD

Comienza Era de Acompañamiento en la Diócesis con Nuevo Obispo

Menu