Noticias

Iglesia da la Bienvenida a Nuevos Miembros en Pascua

Share this article:

SAN DIEGO — La Vigilia Pascual en la parroquia de Nuestra Señora de Los Ángeles tendrá un significado especial para Jacelle Lilia Beltrán y Mario Alberto Bravo, pues recibirán el sacramento de Confirmación junto con otros 14 candidatos.

A la luz de las velas, ellos y 19 niños, adolescentes y adultos catecúmenos recibirán los sacramentos de iniciación, entrando así en plena comunión con la Iglesia Católica.

Esa ceremonia se celebrará a lo largo de toda la Diócesis de San Diego, dando así la bienvenida a un total de 924 hombres, mujeres y niños a la Iglesia.

Para la diócesis esto representa un aumento de alrededor del 40 por ciento en relación con el número de personas que se unieron a la Iglesia el año pasado, en medio de la pandemia del coronavirus.

Para cada persona, la Vigilia Pascual representa la culminación de un viaje personal en el que aprenden sobre la fe Católica y la manera de vivir diariamente como discípulo de Dios.

Cada nuevo miembro de la Iglesia se convierte en un miembro de la gran familia Católica. En el caso de Beltrán, de 20 años, y Bravo, de 17, esto es literalmente un asunto de familia. Los jóvenes son primos, y su prima tercera, Rosalyn Sepúlveda, de 19 años de edad, también recibirá su confirmación esa misma noche.

La madre de Bravo es la madrina de Sepúlveda; el Padre de Sepúlveda es el padrino de Bravo. Mientras que la madrina de Sepúlveda es su tía, Margarita Guillén.

“Creo que es muy importante confirmar mi fe y ver a todas las otras personas que vienen a su conversión”, dijo Sepúlveda momentos después de participar en el Rito de Elección el 6 de marzo. “Creo que es algo hermoso”.

Los primos formaban parte de las 924 personas que participaron en tres ceremonias de Rito de Elección y Llamado a la Conversión Continua en los Condados de Imperial y San Diego.

En estas liturgias anuales, los catecúmenos y candidatos son presentados al Obispo y proclamados listos para recibir los sacramentos de iniciación en sus parroquias la noche de la Vigilia Pascual. Los catecúmenos son aquellos que nunca han sido bautizados, mientras que los candidatos han sido bautizados, pero les hace falta recibir los sacramentos de Primera Comunión o Confirmación.

Entre las tres liturgias, la Iglesia dio la bienvenida a: 244 catecúmenos, 632 candidatos, 48 niños catecúmenos y candidatos, todos ellos provenientes de 75 parroquias y comunidades. Contaban con el apoyo de 893 padrinos, 301 miembros del equipo parroquial y 703 invitados. En total 2,821 personas asistieron a estas liturgias.

Margarita Guillén estuvo presente como madrina en el Rito de Elección que se realizó en la Parroquia de El Buen Pastor en Mira Mesa el 6 de marzo.

“Es importante estar presente, apoyarlos en este gran paso de su vida”, comentó Guillén. “Darles la bienvenida a la Iglesia y continuar empujándolos hacia un gran futuro”.

El futuro inmediato de los primos es continuar con sus actividades semanales de RICA hasta el 21 de mayo, fecha que marcará formalmente la culminación de su formación en la fe con una Misa.

Su catequista, Brenda Chopin, explicó que cinco alumnos de su clase comenzaron a reunirse en persona en septiembre. Luego la variante Omicron comenzó a esparcirse y dos de los estudiantes resultaron positivos.

“Estuvimos todo enero a través de Zoom”, dijo. “Gracias a Dios en febrero nos pudimos volver a reunir en persona”.

Alrededor de 2 mil 650 catequistas sirven en la diócesis en dos condados, algunos de ellos lo han hecho durante décadas. Una de ellas es Chopin, quien ha estado sirviendo en la parroquia de Nuestra Señora de Los Ángeles durante 31 años. Comenzó cantando en el coro de la iglesia cuando estaba en secundaria. Ha sido catequista durante los últimos 15 años. Completamente bilingüe puesto que es originaria de México, Chopin puede platicar con los padres de sus alumnos en español, pero les habla en inglés a los jóvenes.

Un domingo reciente, entre una y otra Misa, Chopin nos compartió lo que ha sido su trabajo como catequista durante todos estos años.

“Me permite compartir un poco de los muchos dones que Dios me ha dado”, dijo. Y agregó que aun ve a algunos de sus primeros alumnos durante Misa.

Para Chopin la Iglesia no va en declive, sino una que es una Iglesia vibrante que da la bienvenida a nuevos miembros.

“Siempre habrá nuevas personas que se unirán a la Iglesia, y los que estamos allí faltaremos algún día. Pero la Iglesia siempre estará ahí porque para eso vino nuestro Señor al mundo”, comentó.

La catequista aconsejó a sus alumnos que disfrutarán la Vigilia Pascual, la cual comienza al caer la noche.

Al exterior de la iglesia, los candidatos y catecúmenos son los primeros en encender sus velas, pasando la luz de persona a persona. Luego ingresan la iglesia en procesión.

“No solo estamos celebrando la resurrección del Señor”, les dice. “Ustedes serán los primeros en recibir la hermosa luz que iluminará a toda la comunidad”.

 

You May Also Like

Perspectiva: La Felicidad se Encuentra en Nuestro Interior

Parroquia ofrece bodas comunitarias a parejas

Líder católica: Política de EE. UU. puede ‘hacer enmiendas’ en Centroamérica

Encuentro Mundial de Movimientos Populares viene a Modesto

Nueve hombres serán ordenados como diáconos permanentes

En la memoria del horror, salvadoreños superan masacre con fe

Menu