EscuelasNoticias

Abre preparatoria católica innovadora en San Diego

Share this article

La escuela secundaria Cristo Rey San Diego High School inició clases el pasado mes de agosto, marcando así la culminación de un proceso de tres años a través del cual se podrá ofrecer un innovador modelo de educación católica a familias de escasos recursos.

Los 62 estudiantes de la clase inaugural de 9no grado comenzaron sus asignaturas en línea el 19 de agosto, debido a las órdenes de salud establecidas para frenar la propagación del Covid-19.

El colegio, ubicado en el barrio de Southcrest en San Diego, continúa aceptando solicitudes de adolescentes que están entrando a noveno grado. La colegiatura promedio es de $67 al mes en Cristo Rey, comparado con los $1,500 mensuales de otras escuelas secundarias católicas de la localidad.

Cristo Rey es la escuela número 37 de una red alrededor del país, aquí se puede recibir educación de preparación universitaria puesto que ofrecen una mezcla de clases y experiencia laboral. Cada estudiante labora un día a la semana en un “trabajo de cuello blanco”, con grupos de cuatro alumnos trabajando en una corporación o una organización no-lucrativa cada semana. Los salarios que reciben ayudan a pagar su colegiatura.

Los alumnos de noveno grado asistieron de manera virtual durante tres semanas a una “Academia de Verano para Alcanzar el Éxito” en donde los instructores les enseñaron lo básico de un lugar de trabajo, tal como el uso de Microsoft Office y la manera de conducirse en un ambiente profesional.

La academia terminó el 21 de agosto con un festejo apodado “Día del Draft”, en el que se les notificó a los estudiantes el empleador que los había seleccionado para trabajar en su organización. Debido a las restricciones del Covid-19, los empleadores se presentaron con los alumnos en la pantalla grande por medio de Zoom.

También se dirigió a ellos Mickey Pimentel, quien creció en San Diego y jugó para las Panteras de Carolina, los Chiefs de Kansas City y los Falcons de Atlanta. Pimentel platicó que había asistido a la escuela católica de St. Jude, donde ahora está ubicado Cristo Rey, y que la experiencia positiva cambió su vida.

“No sé donde hubiera terminado si no hubiera asistido a esa escuela”, les dijo.

El siguiente lunes, 24 de agosto, los alumnos comenzaron sus clases y sus rotaciones de trabajo. Algunos estarán acudiendo a los lugares de trabajo en camionetas del colegio, mientras que otros retrasaron el inicio de sus asignaciones o las comenzaron en línea, dependiendo del empleador. Entre los participantes están el Hospital Scripps, Hospital Infantil Rady, Latham & Watkins, Precision Diagnostics, CBRE, la Cruz Roja Americana, Midway San Diego y Casa Cornelia Legal Center, entre otros.

David Portillo, de 14 años de edad, quien previamente asistía la Escuela Santa Rita, forma parte del grupo que estará trabajando en el Hospital Scripps, lo cual le quedó como anillo al dedo.

“Mi familia eligió este colegio porque es una gran oportunidad para mí”, comentó después de las festividades del “Día del Draft”.

¿Porque?

“Quiero ser gastroenterólogo”.

¿Cómo podemos ayudar?

Cristo Rey San Diego High School continúa aceptando solicitudes para la clase de primer grado de secundaria. Las familias deben de comenzar el proceso de solicitud lo antes posible. La escuela está buscando voluntarios que puedan ofrecer algún tipo de apoyo, incluyendo asesorías después de escuela y conductores de las camionetas del colegio. De igual manera, la escuela continúa buscando empleadores que deseen patrocinar a los alumnos, ya sea donando fondos o contratándolos para trabajar en sus oficinas. Más información disponible en el sitio del colegio, cristoreysandiego.org, o por teléfono al (619) 432-1899.

 

You May Also Like

Menú