NoticiasObispo

Presidente de Iglesia en EEUU emite mensaje para Día Internacional de Paz

Share this article

Conferencia de Obispos Católicos

WASHINGTON — El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos, el Arzobispo José H. Gómez de Los Ángeles, emitió la siguiente declaración para marcar el Día Internacional de la Paz el 1ero de enero:

“En esta temporada santa, los cristianos celebran el Nacimiento de Jesucristo, el Dios viviente que viene entre nosotros como el Príncipe de Paz, para traer paz a nuestros corazones y paz a la tierra.

“Esto aún cuando estamos conscientes que nuestro mundo y nuestras vidas están lejos de ser pacificas. Muchos de nuestros hermanos y hermanas están viviendo en países desgarrados por guerra, injusticia, terrorismo y persecuciones; muchos sufren violencia por su raza, religión, ideología o nacionalidad. Muchos de nuestros hermanos y hermanas, incluso niños, están siendo comprados y vendidos y viven en la esclavitud; millones en nuestro mundo no tienen hogar por la pobreza e instabilidad.

“En nuestras vecindades y comunidades, la violencia y la crueldad son una triste y común realidad de la vida cotidiana. Niños tranquilos son asesinados dentro del vientre, y muchos de nuestros vecinos no tienen lo que necesitan para vivir una vida digna. Nuestras posturas políticas y diálogo cultural frecuentemente se expresan con enojo y un desprecio para otros.

“Esta temporada reconocemos con tristeza los ataques violentos contra gente de fe. Por mencionar algunos incidentes: un hombre armado atacó a fieles en una iglesia en Texas; en Nueva York, un hombre apuñaló a personas asistiendo una celebración de Hanukkah en el hogar de un rabino; cristianos en Nigeria fueron decapitados y sus asesinos compartieron el video de esta atrocidad con el mundo.

“Es importante decir que la violencia en nombre de Dios es blasfemia. El incremento en la violencia antisemita en este país y alrededor del mundo debe ser repudiada al lado de la persecución de cristianos. La protección de libertad de religión y de consciencia debe ser una prioridad de todos los gobiernos.

“Jesucristo vino como niño en Navidad para mostrarnos que cada persona es un niño de Dios, hecho en su imagen. Él vino para mostrarnos que toda la humanidad es una familia, que todos somos hermanos y hermanas sin importar dónde nacimos, el color de nuestra piel o el idioma que hablamos. Jesús sufrió y murió para mostrarnos que precioso somos cado uno de nosotros  en los ojos de Dios, y Él nos llama a amarnos unos a otros cómo Él nos ama a nosotros, sin excepciones.

“Así que en este Día Internacional de la Paz, la Iglesia Católica de Estados Unidos se une a nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, y a la Iglesia Mundial orando por la paz. Oramos por la conversión de cada corazón que odia y oramos por el valor de vencer la maldad y responder con amor al odio.

“Sabemos que paz es un regalo de Dios, y la paz comienza cuando reconocemos Su presencia en cada persona, cuando amamos y servimos a los pobres y los indefensos, a los que están enfermos, a los refugiados, a los inmigrantes, y a los prisioneros, a cualquier persona que no encuentra un lugar en nuestra sociedad.

“Al comenzar un año nuevo y década nueva, nos encomendamos y encomendamos a nuestro país a la Bendita Virgen María, la Madre de Dios. Le pedimos que interceda por nosotros y nos ayude a caminar en el camino a la paz.”

 

 

You May Also Like

Menú