Noticias

Vaticano rinde homenaje a 22 agentes de pastoral asesinados en 2021

Share this article:

CIUDAD DEL VATICANO — En situaciones de extrema pobreza, guerra o tensiones civiles, 22 agentes de pastoral de la Iglesia Católica fueron asesinados en 2021, según Fides, la agencia de noticias de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

Al presentar, el 30 de diciembre, su informe anual de misioneros asesinados durante el año, la agencia de noticias explicó: “Usamos el término ‘misionero’ para todos los bautizados, conscientes de que ‘en virtud de su bautismo, todos los miembros del Pueblo de Dios se han convertido en discípulos misioneros'”.

Ninguno de los 13 sacerdotes, un hermano religioso, dos religiosas y seis laicos “realizaron hazañas o acciones llamativas”, dijo Fides, pero dieron testimonio de su fe “en contextos sociales empobrecidos y degradados, donde la violencia es la regla de vida, donde falta la autoridad del Estado ante la corrupción, y hay total falta de respeto a la vida y a todos los derechos humanos”.

“Desde África a América, de Asia a Europa, compartieron la vida cotidiana con sus hermanos y hermanas, con sus riesgos y miedos, su violencia y sus privaciones, trayendo en los pequeños gestos cotidianos el testimonio cristiano como semilla de esperanza”, dijo Fides.

Entre los 22 está el padre nigeriano John Gbakaan Yaji de la diócesis de Minna, quien fue asesinado el 15 de enero por hombres armados que atacaron su automóvil; su cuerpo fue encontrado cerca de la carretera, atado a un árbol, dijo Fides.

También incluye el padre francés Olivier Maire, superior provincial de los Misioneros de Montfort, asesinado el 9 de agosto en la casa provincial de Saint Laurent sur Sèvre, en Francia, por un migrante ruanés al que había ofrecido alojamiento.

Las mujeres en la lista de la Agencia Fides incluyen a las Hermanas del Sagrado Corazón Mary Daniel Abud y Regina Roba, que fueron asesinadas en agosto, junto con varias otras personas, cuando su autobús alquilado fue atacado en la carretera entre Juba y Nimule, en Sudán del Sur.

Al publicar la lista, la Agencia Fides dijo que no solo señalaba a los agentes de la Iglesia asesinados en territorios de misión tradicionales y no proclamaba a ninguno de ellos como “mártires” en el sentido técnico de haber sido asesinados por odio a su fe.

Aunque no se incluye en el recuento, el informe de la Agencia Fides también rindió homenaje a los 35 “civiles inocentes, todos ellos católicos”, que murieron el 24 de diciembre, según los informes, a manos del ejército de Myanmar en la aldea de Mo So en el estado de Kayah mientras estaban huyendo de los combates en la zona. Se les disparó a las víctimas, incluso a mujeres ancianas y niños, y luego sus cuerpos fueron quemados.

“El hecho de que los cuerpos de los muertos, quemados y mutilados fueron encontrados el día de Navidad hace que esta terrible tragedia sea aún más conmovedora y repugnante”, dijo el cardenal Charles Maung Bo de Yangon. “Mientras el resto del mundo celebraba el nacimiento de Cristo con alegría, la gente de la aldea de Mo So sufría muerte, conmoción y destrucción”.

You May Also Like

Conferencia hispana el 9 y 10 de agosto para toda la familia

Grupo de apoyo ofrece programa para divorciados, separados

Perspectiva: En el silencio nos reconocimos como hermanos   

Un rayo de esperanza para mujeres embarazadas

Obispos mexicanos condenan violencia en campo de fútbol

La Iglesia Católica local recibirá a 1,000 nuevos fieles en rito masivo

Menu