NoticiasPerspectiva

Perspectiva: En el año nuevo, puedes confiar con el amor de Dios

Share this article:

Por Padre Bernardo Lara

ROMA —Recientemente tuve la oportunidad de leer un libro que se llama “Noche de Paz, la Notable Tregua de la Navidad 1914”. Trata sobre un acontecimiento único, y es que mientras el mundo sufría una guerra un grupo de soldados enemigos hicieron una tregua ese día, un alto al fuego, para celebrar la Navidad.

Este singular evento nos lleva a entender al ser humano de una manera más profunda.

Sócrates alguna vez dijo que la maldad es causada por la ignorancia de las personas. En otras palabras, escogemos la maldad por que desconocemos el bien mayor que pudiéramos escoger. Juan Pablo II en su encíclica “Dolor Salvífico” menciona que ante la maldad lo que el ser humano necesita es un salvador. Viéndolo así, la “tregua de Navidad” nos confirma que la maldad no es todopoderosa.

Aquel frío diciembre de 1914, se encontraban peleando el ejército de Inglaterra contra el de Alemania. Sin embargo, según testimonios, la noche de la víspera de Navidad se llenó de silencio. Cada uno estaba en su trinchera. De pronto, se escuchan cantos del lado alemán. Más tarde, los alemanes mandaron un mensaje para encontrarse con los ingleses, sin armas, a la mitad del espacio que los separaba. Querían negociar la pausa. Se dice que la tregua inició cuando los alemanes empezaron a cantar “Noche de Paz” en alemán desde sus trincheras. A esto se le unieron los soldados ingleses cantando en su idioma el mismo villancico. Eventualmente, los soldados alemanes sacaron un letrero que decía “YOU NO SHOOT, WE NO SHOOT” (Si ustedes no disparan, nosotros no disparamos). Después ambos lados sacaron letreros que decían “MERRY CHRISTMAS” (Feliz Navidad).

Durante la tregua los soldados enemigos convivieron, intercambiaron cigarros y otros regalos, se les dio la oportunidad de enterrar a los soldados muertos y hasta jugaron un partido de futbol juntos. Seguramente las autoridades al mando desaprobaron este gesto, pero los soldados habían hecho su elección.

Sócrates diría que escogieron el bien mayor. Juan Pablo II diría que el Salvador se habría hecho presente en esa Navidad.

Igual nos pasa a nosotros. Estos últimos años han sido difíciles, cierto, pero aquí seguimos. Ahora estamos comenzando un año nuevo, vendrán bendiciones y vendrán batallas, pero siempre podemos confiar en que Dios no nos abandona, nuestro Salvador ha nacido y siempre se hará presente en nuestra vida. Ahora nos toca a nosotros evitar escoger el mal e irnos por un bien mucho mayor.

El Padre Bernardo Lara es sacerdote de la Diócesis de San Diego. Actualmente, se encuentra haciendo estudios de posgrado en Roma y es co-conductor del programa diocesano “Vive Feliz” por Amor 102.9 FM a las 8 a.m. los domingos y en vivefelizsd.org. Se puede contactar en fatherbernardolara@gmail.com.

 

 

You May Also Like

Abre preparatoria católica innovadora en San Diego

Perspectiva: A veces queremos huir de los que nos incomoda

Papa: Debemos honrar, proteger la dignidad de los ancianos

Obispo Bejarano: ‘Que vivas este día con esperanza’

Dos jesuitas son asesinados en México defendiendo a persona perseguida

Papa: Cuiden la identidad cristiana que los niños reciben en el bautismo

Menu