NoticiasPerspectiva

Perspectiva: ¿Cuándo fue la última vez que llamaste a tus abuelos?

Share this article:

Por Padre Bernardo Lara

ROMA— En enero del año pasado, el Papa Francisco anunció la institución de la Jornada Mundial de los Abuelos y las Personas Mayores, la cual deberá celebrarse en toda la Iglesia Católica el cuarto domingo de julio. Ésta es la fecha más cercana a la “conmemoración de San Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús”.

Según sus palabras de aquel entonces, el Santo Padre hizo esto con la intención de promover un encuentro entre generaciones. Este año se celebrará el domingo 24 de julio. El tema elegido por el Papa es “En la vejez seguirán dando fruto” del Salmo 92,15. Esta celebración a la que nos llama Francisco es el pretexto perfecto para reflexionar sobre esta etapa de la vida en la que se encuentran ya muchas personas que conocemos y queremos, y hacia donde todos vamos.

Es cierto que es momento de celebrar en la vida litúrgica, pero también nos motiva a realizar actos que en ocasiones no hacemos y que deberíamos de. Quizás sean cosas tan sencillas como llamar por teléfono a personas de la tercera edad que conocemos, o tal vez ir a visitarlos, invitarlos a comer o llevarlos a caminar al parque. Lo que es indiscutible es que debemos de estar más conscientes de sus necesidades y alegrías.

En la audiencia del 15 de junio, el Papa Francisco recordó que “la vida es preciosa, incluso cuando se está apagando”. Tristemente muchas veces olvidamos a las personas de la tercera edad y peor aún, en ocasiones hasta nos incomodan. Dentro de la misma audiencia el Papa alertó que muchas veces nuestro comportamiento “no los mata, pero socialmente los borra; (los vemos) como si fueran una carga que hay que llevar, es mejor esconderlos. Esto es una traición a la propia humanidad”.

Con la Jornada Mundial que el Papa Francisco ha instituido, estamos llamados a reconectar con ellos, a reencontrarnos mutuamente, a compartir historias y recibir los tantos tesoros que tienen las personas a raíz de la experiencia propia. A final de cuentas, el olvidar o ignorar a las personas mayores nos hace inhumanos e ingratos, pero además nos lleva a perder nuestros orígenes, nuestras raíces y, como es bien sabido en el campo de la botánica, cualquier planta sin raíz, muere. Así pasa con la sociedad.

El Padre Bernardo Lara es sacerdote de la Diócesis de San Diego. Actualmente, se encuentra haciendo estudios de posgrado en Roma y es co-conductor del programa diocesano “Vive Feliz” por Amor 102.9 FM a las 8 a.m. los domingos. Se puede contactar en fatherbernardolara@gmail.com.

 

 

You May Also Like

Obispos condenan el ataque contra la Catedral de Managua

Parroquia ofrece bodas comunitarias a parejas

50 Años de trabajo para los más pobres

Alegre Evento Celebra Espiritualidad Afroamericana

Papa: La fe se refuerza solo con la oración

Perspectiva: Descendió al lugar de los muertos para renacer 

Menu