NoticiasParroquias

Parroquia es restaurada a su esplendor original

Share this article

SAN DIEGO – Tras una restauración con valor de 2.4 millones de dólares, la pequeña iglesia Católica apodada “La Joya de la Pequeña Italia” luce ahora más resplandeciente que nunca.  

La Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, la cual celebrará su centenario en 2025, es reconocida por su belleza artística. Murales decorativos representando escenas bíblicas como la Crucificción y el último juicio, así como pinturas de figuras como la de los Doce Apóstoles, adornan las paredes y el techo. 

Un artículo publicado en 2017 en el Registro Católico Nacional incluyó a Nuestra Señora del Rosario como el número 4 en el listado de “5 de las Iglesias Más Bellas de California”. 

Sin embargo, nueve décadas y media han dejado rastro en la parroquia construida para servir a la comunidad de inmigrantes italianos; modelada como las iglesias de su tierra natal. 

El sacerdote barnabita Joseph Tabigue, pastor de la parroquia desde 2011, comentó que en el techo de la iglesia se habían formado grietas, que los coloridos frescos pintados por el pintor veneciano Fausto Tasca se habían oscurecido con décadas de polvo y suciedad, y que la alfombra roja instalada en los años 60 nunca había sido reemplazada. 

El trabajo de restauración comenzó el 7 de enero de 2020, y concluyó a principios de octubre, dijo el sacerdote. Cuando ves el resultado final “te quedas boquiabierto”, agregó.

El sacerdote decidió abrir las puertas de la parroquia a los ansiosos feligreses a principios de octubre, que aunque no podían celebrar Misa en el interior, felices pasaban por la iglesia después de presenciar Misa en el jardín. Finalmente, el 25 de octubre pudieron celebrar la primera Misa en el interior de la recién renovada parroquia. Fueron tres domingos de celebración antes de tener que volver a cerrar las puertas debido a la pandemia. 

Patricia J. Kaszas, feligrés de 72 años de edad quien fungió como enlace del proyecto, aseguró que desde 2013 sabían que sería necesario restaurar la iglesia con capacidad de 300 personas.

Explicó que si no se hubiera hecho nada, los frescos de Tasca muy posiblemente se hubieran “perdido por siempre; era solo cuestión de tiempo”.

Maria Sardina, quien fue bautizada en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario en 1948 y ha sido feligrés desde entonces, comentó que la apariencia de la iglesia “aunque siempre ha sido hermosa, se veía ya cansada”.

“A través de los años, se habían estado haciendo las reparaciones como con parches – un poquito de pintura aquí y allá- pero no una remodelación total”.

El objetivo de la restauración era devolver a la iglesia a su gloria original mientras también se hacían algunas mejoras, incluyendo el cableado eléctrico y la instalación de dos unidades de aire acondicionado, un sistema de sonido mejorado y algunos pisos de mármol, incluyendo una incrustación de mármol de la Cruz de Jerusalén que fue colocada en la entrada de la parroquia.

Así como un nuevo confesionario con vitrales de diseños inspirados en “El Regreso del Hijo Pródigo” de Rembrandt.

Entre otras cosas, se retiró barniz viejo de las pinturas, las cuales fueron meticulosamente retocadas. Los lienzos de algunas de ellas se habían estado despegando del techo y necesitaban ser reaplicados.

Las bancas fueron retiradas y barnizadas a su color original; de igual manera, el antiguo piso de madera también fue retirado, trabajado y vuelto a instalar. Se reintrodujeron las rayas de color terracota que alguna vez habían adornado los arcos y columnas en toda la iglesia, pero que habían sido pintadas en las décadas intermedias. 

Luke Vinci, de 41 años de edad, fungió como presidente de recaudación para la restauración. Vinci comentó que el antes y el después de la parroquia era como “la noche y el día”. 

“El cambio más llamativo de la restauración fue el tesoro que se encontró debajo de 90 años de polvo”, agregó, refiriéndose al arte restaurado. “Lo que parecía ser gris en muchos casos en el arte, ahora es blanco o un azul vibrante”. 

Sardina comentó que algunos de los detalles pequeños de las pinturas como representaciones de ángeles y santos fueron redescubiertas.

“Las pinturas y las historias que cuentan ahora pueden ser disfrutadas por completo”, agregó. 

No todos los cambios realizados durante la restauración fueron meras recreaciones del diseño original. Sin embargo, hasta los pocos detalles completamente nuevos son compatibles con el diseño original. 

El Padre Tabique explicó que la decisión de agregar hoja de oro en varios de los trabajos de arte y que se utilizó como fondo para las estatuas de la iglesia fue inspirada en las iglesias italianas. 

Sobre la decisión de reemplazar la alfombra roja de la iglesia con un piso de mármol “Rojo Alicante” en el santuario y los pasillos, el Padre Tabique señala que el mármol se usa comúnmente en las iglesias del país de la bota y que es algo que tal vez hubiera sido implementado originalmente en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario si el costo no hubiera sido un obstáculo.

Para complementar los vitrales de la parroquia, los cuales representan los Misterios Gozosos, Dolorosos y Gloriosos del Rosario, se agregaran los Misterios Luminosos en forma de mosaicos en el pasillo central de la iglesia la próxima primavera. Los Misterios Luminosos incluyen el Bautizo en el Río Jordán, Las bodas de Caná, La Proclamación del Reino, La Transfiguración, y la Eucaristía, fueron introducidos en 2002 por San Juan Pablo II. 

Solamente se instalarán los primeros cuatro Misterios Luminosos, porque el quinto y  último Misterio Luminoso ya estaba presente en la Iglesia: Un panel de relieve de la última cena adorna el altar mayor.

Los planes para la restauración comenzaron en 2012. La recaudación de fondos comenzó oficialmente el 7 de octubre de 2018, en la fiesta de Nuestra Señora del Rosario. La parroquia sobrepasó su meta de campaña de 2.5 millones de dólares, lo que significa que no ha contraído ninguna deuda para la restauración. Más de 800 personas hicieron generosos donativos. El Padre Tabique dijo que muchos respondieron al llamado y que está verdaderamente agradecido. 

El sacerdote explicó que así como originalmente la parroquia había servido como hogar de bienvenida para los inmigrantes italianos, esperaba que la recién restaurada parroquia fuera un hogar para los católicos contemporáneos, donde puedan encontrar “paz y consuelo, y las cosas espirituales que todos buscamos”.

<What is the general demographic make-up of the current parish? Quedaron de regresarme la llamada con este dato. Te lo paso cuando tenga respuesta.> 

“Creo firmemente que conforme se vaya corriendo la voz de que nuestra bella iglesia ha sido restaurada, más y más personas vendrán a visitar”, dijo Sardina. “Y bajo un mismo techo la Palabra de Dios estará presente”.

You May Also Like

Menú