Noticias

Papa: Todos tienen derecho a la vida, atención médica

Share this article:

CIUDAD DEL VATICANO  — La gente tiene derecho a la vida, no a la muerte, que debe ser bienvenida pero nunca provocada, dijo el papa Francisco.

“Recuerdo que se debe privilegiar siempre el derecho al cuidado y al cuidado para todos, para que los más débiles, en particular los ancianos y los enfermos, nunca sean descartados”, dijo el 9 de febrero durante su audiencia general semanal.

El papa también criticó un problema que dijo es real para las personas mayores “en cierta clase social” de no recibir todos los medicamentos o cuidados que necesitan porque no tienen dinero.

“Esto es deshumano: esto no es ayudarles, esto es empujarles más rápido hacia la muerte”, dijo. Deben ser atendidos y no marginados.

Los comentarios del papa fueron parte de su serie de charlas para la audiencia sobre San José y su papel como santo patrono de una muerte “feliz”, un término usado para describir una última etapa de la vida que es pacífica y llena de fe y esperanza.

El papa Francisco elogió un comentario reciente del papa retirado Benedicto XVI, quien, con casi 95 años, reconoce su propia presencia ante “la puerta oscura de la muerte”.

Es un “buen consejo” para todos, dijo el papa Francisco, porque la “La llamada cultura del ‘bienestar’ trata de eliminar la realidad de la muerte”. La gente busca ignorar “nuestra existencia finita, engañándonos a nosotros mismos creyendo que podemos eliminar el poder de la muerte y disipar el miedo”.

La pandemia de COVID-19 ha vuelto a enfocar la realidad de la muerte, agregó, y muchas personas “han perdido a sus seres queridos sin poder estar cerca de ellos, y esto ha hecho que la muerte sea aún más difícil de aceptar y procesar”.

La fe cristiana no se trata de quitar el miedo a la muerte; “sino que nos ayuda a afrontarla” con confianza en las promesas de Cristo, dijo. Los cristianos saben con certeza, dijo, que Cristo ha resucitado y “es la luz que nos espera detrás de esa puerta oscura de la muerte”.

“No podemos evitar la muerte, y precisamente por esto, después de haber hecho todo lo que humanamente es posible para cuidar a la persona enferma, resulta inmoral el encarnizamiento terapéutico”, dijo el papa, refiriéndose a las enseñanzas del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la legitimidad de rechazar un trato “demasiado celoso” no para causar la muerte sino para aceptarla (párrafo 2278).

Cuando se trata de la experiencia de la muerte misma, del dolor o del sufrimiento, dijo, “debemos estar agradecidos por toda la ayuda que la medicina se está esforzando por dar, para que a través de los llamados ‘cuidados paliativos’, toda persona que se prepara para vivir el último tramo del camino de su vida, pueda hacerlo de la forma más humana posible”.

Sin embargo, el papa advirtió contra la confusión de tales cuidados con intervenciones inaceptables que conducen a matar personas. “Debemos acompañar a la muerte, pero no provocar la muerte o ayudar cualquier forma de suicidio”, dijo.

Este principio ético, dijo, se aplica a todos, “no solo a los cristianos o creyentes”.

 

You May Also Like

Abre preparatoria católica innovadora en San Diego

El Mantener Niños a Salvo de Abuso Permanece Una Prioridad

Parroquias en el Condado de SD pueden oficiar Misas dentro de sus iglesias

‘Pongamos los pies en la tierra’ contra la desinformación sobre vacunas

Redescubriendo el mayor regalo

Propuestas de Sínodo de Adultos Jóvenes se implementarán inmediatamente

Menu