Noticias

Papa: Negar ayuda a los inmigrantes es ‘pecaminoso, criminal’

Share this article:

CIUDAD DEL VATICANO  — Negar ayuda a los migrantes desesperados es “repugnante, es pecaminoso, es criminal”, dijo el papa Francisco al canonizar a un obispo dedicado a ayudar a los migrantes y a un hermano salesiano que había emigrado con su familia a Argentina.

“La exclusión de los migrantes es criminal. Los hace morir frente a nosotros”, dijo el papa el 9 de octubre, refiriéndose a las muertes de migrantes y refugiados que cruzan mares peligrosos en busca de libertad y una vida digna.

Al inicio de la liturgia en la Plaza de San Pedro, el papa Francisco reconoció formalmente la santidad de San Giovanni Battista Scalabrini, un italiano que fundó los Misioneros de San Carlos Borromeo para atender a los migrantes, y de san Artemide Zatti, un inmigrante italiano en Argentina que se hizo salesiano coadjutor, farmacéutico y enfermero.

(La Congregación Escalibriniana tiene una presencia importante en la región fronteriza. Fundó la Casa del Migrante de Tijuana en 1987. Uno de sus sacerdotes, padre Hily Gonzales, C.S, dirige la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de Chula Vista.)

Las oraciones de la Misa incluyeron una por “los que se ven obligados a dejar su patria” y pidiendo a Dios que enseñe a las personas a compartir “su mirada acogedora hacia todas las personas” y “sane la cultura del descarte de la indiferencia”.

El papa Francisco enfocó gran parte de su homilía en la lectura del Evangelio del día sobre los 10 leprosos sanados por Jesús y, por lo tanto, a los que se les permitió volver a la sociedad.

“Cuando somos honestos con nosotros mismos, nos damos cuenta de que todos estamos enfermos de corazón, todos pecadores necesitados de la misericordia del Padre. Entonces dejamos de crear divisiones en base al mérito, la posición social o algún otro criterio superficial; nuestras barreras interiores y prejuicios también caen. Al final, nos damos cuenta una vez más de que somos hermanos y hermanas”, dijo el Papa.

El papa Francisco pidió a las aproximadamente 50,000 personas en la Misa que pensaran si en sus familias, en el trabajo y en sus parroquias están dispuestos a caminar con los demás y escucharlos, “resistiendo la tentación de encerrarnos en nosotros mismos y ensimismados” pensar sólo en nuestras necesidades.

“Caminar juntos, ser ‘sinodal’, es también la vocación de la Iglesia”, dijo. “Preguntémonos si somos realmente comunidades verdaderamente abiertas e incluyentes para todos; si cooperamos, como sacerdotes y laicos, al servicio del Evangelio; y si nos mostramos acogedores, no sólo con palabras sino con gestos concretos, tanto con los que están cerca de nosotros como con los que están lejos, y todos los que están azotados por los altibajos de la vida”.

El papa dijo que está “preocupado” al ver a los cristianos que tienden a dividir el mundo entre los “buenos y malos, santos y pecadores; esto los hace sentirse superiores a los demás y excluye a tantas personas que Dios quiere abrazar”.

Tanto la Iglesia como la sociedad, dijo, “todavía están marcadas por muchas formas de desigualdad y marginación”.

Los nuevos santos Scalabrini y Zatti, dijo el papa, lucharon contra tales actitudes, dedicando sus vidas al servicio de los pobres, los migrantes y los enfermos.

“Sean siempre inclusivos”, dijo.

“Hoy, día en que el obispo Scalabrini se convierte en santo, pienso en los migrantes. La exclusión de los migrantes es escandalosa”, dijo. “En realidad, la exclusión de los migrantes es criminal”.

Algunas personas dicen de los migrantes y refugiados: “No, no los excluimos, los echamos”, dijo. Pero están siendo enviados a campos donde “son explotados y vendidos como esclavos”, repitiendo lo que han dicho muchas organizaciones de derechos humanos sobre los campos en Libia para las personas atrapadas tratando de cruzar el Mediterráneo.

“Hermanos y hermanas, recordemos hoy a estos migrantes, especialmente a los que están muriendo”, dijo. Y ¿qué pasa con “los que pueden entrar, los acogemos como hermanos y hermanas, o los explotamos? Simplemente planteo la pregunta”, agregó el papa.

Otra migración masiva en curso, particularmente en Europa, involucra a los millones de ucranianos que huyen de la guerra y “nos obligan a abrir nuestros corazones”, dijo el papa. “No olvidemos la asediada Ucrania”.

“Con gran visión”, dijo el papa, San Scalabrini “esperaba un mundo y una Iglesia sin barreras, donde nadie fuera extranjero”.

“Por su parte, el salesiano coadjutor Artemide Zatti -con su bicicleta- fue un ejemplo vivo de gratitud”, dijo el papa. “Curado de la tuberculosis, dedicó toda su vida al servicio de los demás, cuidando con tierno amor a los enfermos”.

Al reunirse el 8 de octubre con los peregrinos que llegaron a Roma para presenciar la canonización de San Zatti, el papa Francisco ofreció un saludo especial a los hermanos religiosos; un día antes, los salesianos habían publicado partes de una carta que el entonces padre Jorge Mario Bergoglio había escrito sobre sus oraciones y novenas al hermano Zatti en la década de 1970 cuando era superior provincial de los jesuitas. Gracias a esas oraciones, escribió el futuro papa, de 1978 a 1986, 23 hombres ingresaron a los jesuitas para convertirse en hermanos después de años en los que la sociedad no tenía nuevos hermanos.

El papa Francisco les contó a los peregrinos sobre la experiencia de la familia Zatti como inmigrantes en Argentina, pero también confirmó su devoción a San Zatti como intercesor de las vocaciones a la vida religiosa.

“Los hermanos (religiosos) tienen un carisma especial, alimentado en la oración y en el trabajo. Y son buenos para todo el cuerpo de la congregación”, dijo el papa. “Son personas de piedad, son alegres, trabajadoras”, no se sienten inferiores porque no son sacerdotes sino que se enriquecen siendo hermanos de todos.

You May Also Like

Perspectiva: En el año nuevo, puedes confiar con el amor de Dios

Recuerdan a los 13 migrantes fallecidos en el desierto

Escuelas católicas abren el año con aprendizaje a distancia

Jesuitas Renuevan Compromiso con Migrantes

Conferencia presentará nueva visión para apoyar a parroquias

La Iglesia Ofrece Apoyo para Migrantes con Futuro Incierto

Menu