Noticias

Mensaje del Domingo de Respeto por la Vida del Cardenal McElroy

Share this article:

SAN DIEGO — En octubre, la Iglesia Católica en los Estados Unidos celebra el Mes del Respeto por la Vida, y el primer domingo es designado el Domingo de Respeto por la Vida.

El cardenal Robert W. McElroy, Obispo de la Diócesis de San Diego, solicitó que su homilía fuera compartida en todas las 98 parroquias en honor del Domingo de Respeto por la Vida. A continuación el texto de la homilía:

“La segunda lectura de la Carta a Timoteo que escuchamos hoy, nos habla de la valentía que debemos tener para dar testimonio de Jesucristo en un mundo que a menudo es hostil. “No te avergüences, pues, de dar testimonio de nuestro Señor… Al contrario, comparte —con Él— los sufrimientos por la predicación del Evangelio, sostenido por la fuerza de Dios.

“Este fin de semana, la Iglesia nos pide que nos concentremos en el compromiso integral con la vida humana que es la parte vital del mensaje del Evangelio y de la enseñanza católica. Estamos llamados a comprender que cada vida humana es el regalo más precioso de nuestro Creador, y a considerar que cada dimensión de nuestras vidas es sagrada. Este compromiso con la santidad de la vida humana es el corazón del llamado de la Iglesia a proteger a los niños no nacidos, alimentar a los hambrientos y proporcionarles una vivienda digna, oponerse a la pena de muerte, y de no permitir que los ancianos y discapacitados sean excluidos, rechazados y descartados en esta sociedad.

“Y ese llamado a defender la santidad de la vida humana en todas sus dimensiones exige que tengamos el valor de proclamar el Evangelio en nuestras vidas como ciudadanos y creyentes, a pesar de las dificultades y los retos a los que nos enfrentamos en este mundo dividido.

“Este año en California, estamos llamados de manera muy específica a rechazar el camino que lleve a hacer ilegal cualquier limitación en contra del aborto. La Proposición 1 consagraría en la constitución estatal la posibilidad de tener abortos hasta los nueve meses y abortos con el fin de seleccionar el género del bebé, así como también pagar por el aborto a personas que ni siquiera viven en California. Estas acciones absolutamente contradicen el llamado del Evangelio de proteger toda la vida humana. Como ciudadanos no podemos permitir esta contradicción.

“El terrible tema del aborto nos llama a poner en la balanza los desafiantes problemas de las mujeres embarazadas y de las vidas de los niños por nacer. La Proposición 1 simplemente elimina la realidad moral del niño no nacido en esta balanza. Como Pueblo de Fe, no debemos aceptar esta lógica.

“En cambio, debemos trabajar dentro de nuestra sociedad para construir un marco integral que realmente proteja y construya la dignidad y el carácter sagrado de la vida humana en su plenitud, en todas las etapas y en cada persona. Solamente si nuestros votantes en el estado rechazan la Proposición 1, podremos significativamente avanzar hacia esta meta en California. Y tenemos que comenzar con nosotros mismos.

“Por eso, la enseñanza católica apunta a la identidad de la vida humana como don de Dios. Por gracia de Dios, todos hemos recibido el regalo de nuestra vida, que es el derecho fundamental y la fuente de cada bendición que hemos recibido en el mundo. Y es este mismo sentido, el que rige nuestra comprensión de que cada miembro de la familia humana es único y comparte la misma dignidad. Por tanto, debe ser tratado de esta manera.

“Vivimos en un mundo cruel en el que en muchos niveles se niega la identidad agraciada de la vida que es nuestra bendición más fundamental. La explotación económica, la trata de personas, la eutanasia y el abandono de los ancianos, causan daños graves a las personas creadas a imagen y semejanza de Dios y hacen que nuestra sociedad se deshumanice.

“Las palabras de la Carta a Timoteo nos exigen a hablar en contra de estos males que afectan a nuestra sociedad y a trabajar para que las políticas públicas y leyes que violan la vida y la dignidad humana no procedan.

“Y la Carta a Timoteo también nos obliga a oponernos a la Proposición 1 que estará en la boleta electoral este año, con el claro entendimiento de que lo que conlleva esta propuesta elimina totalmente la protección legal de los niños no nacidos en nuestro estado.

“Oro para que el Señor bendiga a nuestro estado y a nuestra nación en los próximos meses, y que juntos podamos construir una sociedad más justa y más humana entre nosotros.”

 

 

You May Also Like

El COVID-19 ‘casi me cuesta la vida’

Obispo McElroy: ‘Regocíjate en este día de fe y descubrimiento’

Parroquias realizarán consultas de feligreses en marzo 

Carlos Castro y Veronica Martínez participaron en la Misa para Matrimonios en 2021 en la iglesia El Buen Pastor. (Foto de John Gastaldo.)

El tema de la Semana Nacional del Matrimonio: ‘Llamados a la Alegría del Amor’

Obispo destaca el ‘poderoso heroísmo’ en la Amazonia

Diócesis se une a la campaña ‘Caminando con Mamás Necesitadas’

Menu