Noticias

Madres embarazadas: ‘No están solas’

Share this article

ESCONDIDO – La parroquia de St. Mary’s ha redoblado esfuerzos para acompañar  a un grupo que frecuentemente pasa desapercibido: mujeres embarazadas necesitadas. Los voluntarios donan pañales y ropa de bebé, además rezan un Rosario virtual cada viernes pidiendo a Dios que las bendiga y les de fortaleza.

St. Mary es una de las parroquias piloto de la diócesis que está abriendo ministerios como parte de una campaña nacional bilingüe titulada “Caminando Junto a Madres Necesitadas”. La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos lanzó este trabajo de más de un año en la primavera, pero no se había podido iniciar en la localidad debido a la pandemia.

La Oficina de Vida, Paz y Justicia de la diócesis de San Diego está promoviendo dicha campaña, la cual invita a que las parroquias abran sus puertas a mujeres embarazadas necesitadas, les brinde información sobre recursos sociales y de salud confiables disponibles en su comunidad, y las acompañe en el camino de la maternidad.

La diócesis lanzó la campaña con una Misa bilingüe la mañana del 15 de agosto en la parroquia de St. Mary, celebrada por el Obispo Auxiliar Ramón Bejarano en la Fiesta de la Asunción. La ceremonia se realizó en el campo del colegio de la parroquia, donde varios fieles se reunieron a pesar de que la temperatura superaba los 100 grados fahrenheit.

En su Homilía, el Obispo Bejarano reflexionó en la visita que la Santísima Virgen María hizo a su prima Isabel cuando ambas mujeres estaban embarazadas.

“Así como María acompañó y ayudó a su prima Isabel durante su embarazo, nuestros obispos nos piden que seamos esa comunidad de apoyo, especialmente para aquellas madres que necesitan ayuda”, dijo el Obispo.

“Sabemos que un embarazo es una bendición, pero también sabemos que hay mujeres que pueden estar pasando por situaciones difíciles”, agregó. “Algunas de ellas porque van a ser madres solteras. Algunas porque viven en pobreza. Algunas pueden encontrarse confundidas, sin el apoyo de su familia y no saben que van a hacer.

“Los obispos nos están pidiendo que -como Iglesia- seamos como María, ayudar a estas mujeres, hacerles saber que estamos con ellas. Para que puedan disfrutar del don que el Señor les está dando, que es dar el regalo de la vida”.

María de Lourdes Valencia, directora asociada de la Oficina de Vida, Paz y Justicia, invitó a todos los fieles a trabajar con los sacerdotes de sus parroquias para desarrollar un ministerio enfocado en apoyar a mujeres embarazadas necesitadas en su parroquia.

Comentó que hay 18 centros en los Condados de San Diego e Imperial que ofrecen servicios de salud y sociales a mujeres embarazadas de manera confidencial, a precios accesibles o gratis. Todos estos centros están orientados a reforzar la vida.

Valencia dirigió sus comentarios en la Misa a cualquier mujer que esté enfrentando un embarazo en tiempos inciertos y complicados.

“No estás sola. Estamos aquí contigo”.

Dónde Buscar Ayuda

Para comunicarse a la Oficina de Vida, Paz y Justicia de la diócesis, oficina encargada de coordinar la campaña “Caminando Junto a Madres Necesitadas”, pueden mandar mensaje de texto al: 84576 o llamar por teléfono al  (858) 490-8323

 

 

 

 

 

You May Also Like

Menú