FamiliaNoticias

Grupo de apoyo ofrece programa para divorciados, separados

Share this article

CHULA VISTA — “No estás solo.”

Ese es el mensaje del Grupo Apoyo y Esperanza Isaías 41:10, el cual ofrece un programa en español para ayudar a hombres y mujeres católicos que están separados o divorciados.

El programa comienza la noche del lunes, 3 de febrero, y consiste en 18 sesiones semanales, además de un taller, todo en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe.

“Estamos aquí para ofrecerles una respuesta al dolor del divorcio” dentro del marco de la fe, según la información que distribuye el grupo.

El grupo aborda un tema cada semana, tal como “La culpa y la culpabilidad”, “La soledad”, “Salud mental”, “El proceso de anulación”, “El efecto del divorcio en nuestros hijos y la familia mezclada”, y “Sexo y salir de nuevo como católico divorciado”.

Las sesiones son lideradas por miembros del grupo que han recibido formación en la fe y capacitación especial y por profesionales en los campos de sicología, salud mental y las leyes. Todo lo que se comenta en el grupo se mantiene confidencial.

La información que ofrece el grupo explica cuál es el objetivo del programa:

“Perdonar y cerrar ciclos. Identificar las bendiciones de Dios en tu vida. Ser más optimista. Identificar nuestras fortalezas y virtudes personales. Conseguir unas relaciones sociales más sanas y adecuadas. Mejorar nuestro estado anímico. Aprender a ser fuerte. Fomentar la salud mental.”

El grupo tiene sus raíces en unas de las recomendaciones que surgieron después del Sínodo Diocesano para la Familia en el  2016, que instó a las parroquias a ofrecer atención especial y cuidados pastorales para los que se sentían marginados o no valorados por la Iglesia.

Se plantó ese concepto en las parroquias y de ahí surgió la idea de crear grupos de apoyo para atender a los divorciados y separados. Una de las parroquias que respondió ese llamado fue Nuestra Señora de Guadalupe en Chula Vista, bajo el liderazgo de la pareja Leo y Lucy Mendoza, ambos que una vez experimentaron el divorcio y el proceso de anulación y que formaron un nuevo matrimonio.

“Ellos empezaron un proceso muy bonito de buscar  voluntarios para llevar adelante este ministerio”, recordó Ricardo Márquez, director asociado de la Oficina para la Vida Familiar y Espiritualidad.

Los Mendoza comenzaron a trabajar con el Diácono Guillermo Valdivia y su esposa. Hicieron una convocatoria en las Misas de los domingos para personas que quisieran participar en este grupo de apoyo y de ahí se reunieron unas 30 personas que empezaron a formarse y capacitarse durante el año  2017.

Márquez dice que el grupo se tomó el tiempo para prepararse adecuadamente, paso por paso, para ayudar a la gente con heridas profundas y complejas.

“Entre ellos se creó una gran amistad y afecto”, dijo, han sabido crear un ambiente de acogida y bienvenida que hace que los participantes se sientan apreciados.

Los facilitadores y voluntarios “tratan de crear un espacio donde los separados y divorciados se sienten parte de la Iglesia”, continuó, “un espacio de confianza donde ellos puedan procesar el dolor y las heridas con seguridad”.

Un componente importante en este proceso es el fortalecimiento de la fe y de la autoestima para poder curar las heridas y construir nuevas relaciones, explicó.

Miembros del grupo admiten que el divorcio es un tema difícil en la Iglesia.

“El tema dentro de la comunidad católica a menudo se mal interpreta haciendo que uno se sienta solo o perdido”, según su material. “Lamentablemente, muchas personas tienen conceptos erróneos sobre las enseñanzas de la Iglesia con respecto al divorcio, las anulaciones y el poder comulgar”.

El grupo tomó su nombre del versículo de la Biblia Isaías 41:10 que dice, “No tengas miedo, pues yo estoy contigo; no temas, pues yo soy tu Dios. Yo te doy fuerzas, yo te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa”.

Apoyo para Divorciados

El Grupo Isaías 41:10 ofrece un programa en español con 18 sesiones semanales y un taller para apoyar a hombres y mujeres católicos que han vivido la separación y el divorcio. El programa comienza el lunes, 3 de febrero. Las reuniones son los lunes, de 6 a 9 de la noche, en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, 345 Anita St., Chula Vista, salones 2 y 3 (detrás de la iglesia). Para más información contacte a Lucy Mendoza al (619) 708-3309 o Leo Mendoza al (619) 616-5619.

You May Also Like

Menú