Noticias

‘Entre más hablemos de ellos, mejor estaremos’

Share this article

SAN DIEGO – El suicidio es la décima causa de muerte en los Estados Unidos.

Más de 40 mil personas se quitan la vida cada año, 15 mil de ellos entre las edades de 10 y 34 años. Según los datos más recientes, en 2018 el Condado de San Diego reportó 465 muertes por suicidio, continuando así con un incremento constante en los últimos 4 años.

El suicidio no afecta a todos los grupos étnicos por igual. En 2017, el sucidio era la causa número dos de muerte entre los hispanos de edades entre los 15 y los 34 años, según las autoridades de salud de Estados Unidos. (Los atentados de suicidio en niñas hispanas de entre 9no y 12 avo grado fueron 40 por ciento más alto que entre niñas blancas no-hispanas de la misma edad).

A pesar de su preponderancia, el sucidio va acompañado de un estigma, y las familias que sufren a causa de ello frecuentemente sufren en silencio.

Designado por la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales, septiembre es el Mes de Prevención para el Suicidio. El propósito de esto es terminar con el estigma que acompaña al suicidio, fomentar la conversación sobre este tema tabú y, esperaremos, salvar vidas.

La Diócesis de San Diego estará contribuyendo a ese esfuerzo con una Misa y un seminario web.

La segunda Misa anual de la diócesis para Sobrevivientes de Pérdida por Suicidio será transmitida en vivo de 7:30 a 8:30 la mañana del domingo 13 de septiembre. La Misa será celebrada por el Obispo Auxiliar John P. Dolan, quien no es ajeno a este tema; dos de sus hermanos y un cuñado se quitaron la vida.

El martes, 15 de septiembre, el Obispo Dolan y el Diácono Ed Shoener de la Diócesis de Scranton, Pensilvania, presentarán un seminario web para líderes pastorales sobre cómo brindar apoyo a los afectados por suicidio. El webinar se llevará a cabo del mediodía a la 1 p.m. Los interesados se pueden registrar en: https://register.gotowebinar.com/register/3906096830317867535.

El Obispo Dolan y el Diácono Shoener son coeditores de dos  próximos libros sobre suicidio, ambos de Ave Maria Press – “Respondiendo al Suicidio: Un Manual Pastoral para Líderes Católicos” (que saldrá en nomviembre) y un libro de trabajo titulado “Cuando un Ser Amado Muere por Suicidio” (programado a salir en diciembre).

El Obispo Dolan hace énfasis en que ni os que luchan con pensamientos suicidas ni aquellos que lloran la pérdida de un ser querido por suicidio deben abstenerse de compartir sus sentimientos con los demás por un sentido equivocado de vergüenza.

“Entre más hablemos de ello, más nos daremos cuenta de que todos tenemos un tipo de disfunción de alguna manera…ninguna persona en la tierra está perfectamente ordenada”, dijo. “Por lo tanto, no hay vergüenza en ello; entre más hablemos de ello, mejor estaremos”.

El Obispo alentó a cualquier persona que esté considerando terminar con su vida, o que conozca a alguien que lo esté considerando, a pedir ayuda de manera inmediata.

De igual manera, el Obispo invita a los familiares de aquellos que han fallecido por suicidio a no guardarse lo que sienten y compartir sus emociones con sus amistades, un pastor o un consejero. Al respecto, el Obispo Dolan habla por su experiencia personal. Compartió que, cuando su familia fue sacudida por suicidios en los años 70s y 80s, quienes buscaban ayuda eran frecuentemente considerados “sospechosos” por muchos, incluyendo sus padres y sus hermanos.

“Hoy en día, casi todos conocemos a alguien que se haya suicidado, y hablar de ello no solo está bien, sino que además es muy saludable”, afirmó el Obispo.

La diócesis promueve la salud mental. El Obispo Dolan volvió a dedicar su Red de Ministerio de Salud Mental bajo el liderazgo de un nuevo director, el diácono William Adsit, en mayo de 2019.

Compuesto por ministerios de salud mental en parroquias locales, la misión de la red es acompañar a aquellos que están sufriendo con problemas de salud mental y sus seres queridos, referirlos a profesionales de salud mental cuando se requiera, y trabajar para poner fin al estigma asociado con las enfermedades mentales. Veinte parroquias forman ya parte de la red, ellas trabajarán con otras parroquias interesadas para ayudarlos a comenzar su propio programa.

“El suicidio es un problema que se puede prevenir. En realidad lo es”, comentó el Diácono Adsit, cirujano ortopédico retirado que fue ordenado al diaconado el pasado mes de junio.

El Diácono Adsit comentó que el suicidio es alimentado por sentimientos de no sentirse valorado y sentirse desconectado de los demás, y agregó que las relaciones son un componente importante para la prevención del sucidio. Explicó que algo tan sencillo como saludar a otra persona puede mandar un mensaje de que esa persona es apreciada.

Agregó que algunas parroquias, como respuesta al COVID-19, han estado acercándose a feligreses mensualmente para ver cómo la están pasando.

“Eso es muy importante…porque les manda el mensaje a quienes están teniendo problemas, que alguien está pensando en ellos”, señaló.

Al igual que el Obispo Dolan, el Diácono Adsit dijo que entre más cómodas se sientan las personas hablando del sucidio, menos estigma estará atado a él, y menos personas sufrirán en silencio.

“No están solos. Eso es lo que queremos que sepan todos los feligreses de la Diócesis de San Diego”, concluyó. “No están solos; hay ayuda disponible”.

Ayuda Disponible

Línea de Crisis: Si eres una persona que esté considerando el suicidio o si conoces a alguien que lo esté considerando puede llamar a la Línea de Acceso & Crisis al 888-724-7240 (7 días a la semana, 24 horas del día), con asistencia en varios idiomas.

Para la Red de Ministerio de Salud Mental de la Diócesis pueden llamar a la Oficina de Vida, Paz y Justicia al (858) 490-8324.

Misa para Sorevivientes de Pérdida por Suicidio: Para mayor información sobre la Misa de Sobrevivientes de Pérdida por Suicidio que se llevará a cabo el 13 de septiembre de 7:30 a 8:30 de la mañana; y el seminario web el 15 de septiembre, contacte la Oficina de Vida, Paz y Justicia al (858) 490-8324.  Llame o mande un correo electrónico a kcallier@sdcatholic.org antes del miércoles, 9 de septiembre, para dar el nombre del ser querido que falleció a causa de sucidio e incluirlo en la Misa.

 

The Southern Cross

You May Also Like

Menú