Noticias

El papa pide a jóvenes buscar respuestas primero con Dios y no de Google

Share this article:

AWALI, Bahréin — Todos necesitan ayuda para madurar y crecer como personas de fe, dijo el papa Francisco a los jóvenes en Bahréin, así que acérquense a alguien un poco mayor y más sabio y no se olviden de rezar.

“Busquen siempre, antes que las opiniones de internet, buenos consejeros en la vida, personas sabias y de confianza que puedan orientarlos, ayudarlos”, como padres, abuelos, maestros, ancianos y un buen guía espiritual, dijo el Papa a los estudiantes en Escuela del Sagrado Corazón en Awali el 5 de noviembre.

“¡Cada uno de nosotros necesita ser acompañado en el camino de la vida!” les dijo.

Y acérquense a Dios, que siempre está ahí, esperando “para darles una mano”, dijo el papa.

El director de la Escuela del Sagrado Corazón le dijo al papa Francisco que los 1,215 estudiantes de las escuelas de 29 nacionalidades, culturas, idiomas y religiones diferentes eran un “símbolo en miniatura” de la coexistencia pacífica y la cultura del cuidado que él ha pedido.

“Su presencia aquí con nosotros seguramente creará conciencia sobre nuestra diversidad cultural y creencias compartidas, así como nuestro compromiso de establecer una sociedad respetuosa para las generaciones presentes y futuras”, la hermana Roselyn Thomas, de las Hermanas del Carmelo Apostólico, le dijo al Papa.

Los estudiantes llenaron el gimnasio y las áreas fuera de la escuela; algunos vestían ropa tradicional de su cultura o religión. Cuando entró el papa, un coro cantó: “Todos son bienvenidos en este lugar”.

En los 74 años transcurridos desde que las hermanas fundaron la escuela en Bahréin, “usted ha sido su huésped más preciado y reverenciado”, le dijo la hermana Thomas.

Otro invitado de honor fue el ex alumno de la escuela, el teniente Abdulla Attiya. Miembro de la Guardia Real de Bahréin, rompió un récord mundial en diciembre del año pasado, corriendo un maratón con equipo militar completo en 3 horas, 40 minutos y 7 segundos, lo que también le valió un lugar en el Libro Guinness de los récords mundiales.

“Puedo ser un campeón en el campo, pero lo que realmente importa es convertirme en un campeón fuera del campo”, le dijo al papa. A pesar de todo el trabajo duro, el sacrificio, el éxito y las medallas, dijo, se dio cuenta de que “los trofeos eventualmente se oxidarán. Es la amistad y la fraternidad lo que durará para siempre”.

Como musulmán en la escuela, dijo que tuvo “la oportunidad de celebrar la Navidad, Diwali y muchas otras fiestas conmovedoras… sin discriminación si uno participaba en la felicidad del otro”.

Hablando en nombre de todos los jóvenes de Bahréin, Nevin Varghese Fernández le dijo al papa que crecer como católico en Bahréin “fue seguro y sin riesgos, ya que tenemos la bendición de vivir en un país que promueve y apoya varias religiones”.

“Vivir como católico en un país predominantemente musulmán es muy alegre porque estamos rodeados de personas de fe que comparten los mismos valores, y la Iglesia nos ha dado una buena base”, dijo.

Los jóvenes católicos, dijo, están agradecidos por el apoyo de la Iglesia y los “ejemplos heroicos de personas que arriesgan sus vidas por la fe”.

Le dijo al papa que su visita “nos da fuerza y “nos alienta en nuestra identidad católica”.

Merina Joseph Motha también le contó al papa sobre la fortaleza que le han dado su fe católica y su comunidad.

“Cree en Dios y cree en ti misma, y el resto encajará”, dijo.

Sin embargo, pidió el consejo del papa “para ayudarnos a combatir problemas sociales como la ansiedad, el estrés, la intimidación y la presión social”.

El papa respondió: “Mi consejo es seguir adelante sin miedo, ¡pero nunca solo!”.

“Dios quiere ayudarte a distinguir lo esencial de lo superfluo, lo bueno de lo que es dañino para ti y para los demás, lo justo de lo que conduce a la injusticia y al desorden”, dijo.

Cultiven una vida de oración, dijo, y confíen en que el Señor “nos cuida constantemente y nos mantiene a salvo”.

El papa dijo a los jóvenes que la Iglesia y el mundo “necesitan su creatividad, sus sueños y su valentía, su encanto y sus sonrisas, su alegría contagiosa y ese toque de locura que pueden aportar a cada situación”.

La reunión incluyó las oraciones de los jóvenes con seis estudiantes leyendo en sus idiomas nativos.

Rezaron: para que los líderes mundiales se conmovieran “para que el amor y la paz vuelvan a prevalecer en todas las tierras”; para que los educadores ayuden a los jóvenes a “llevar luz donde hay oscuridad, amor donde hay odio” y trabajar diligentemente por la verdad y la justicia; que aquellos en línea y los que usan las redes sociales estén protegidos “de todos los peligros que acechan en el mundo de hoy”; para que personas que enfrentan adicción o explotación puedan encontrar el camino hacia una vida mejor.

You May Also Like

Comienza Colecta Anual Católica en Febrero

Perspectiva: ¿Cuándo fue la última vez que llamaste a tus abuelos?

Conferencia juvenil en El Centro el 7 de marzo

Misa de jóvenes adultos el 14 de agosto será una ‘reunión familiar’

Niños separados por la política de Trump se reunirán con sus familias

Defendiendo la fe por medio de la ciencia

Menu