InmigraciónNoticias

Caridades Católicas brinda apoyo a solicitantes de asilo

Share this article

En uno de los operativos más grandes de los últimos tiempos, Caridades Católicas está ayudando a solicitantes de asilo que son liberados por las autoridades de inmigración de los Estados Unidos en los condados de San Diego e Imperial. Entre 100 y 200 migrantes son liberados diariamente en la región fronteriza de San Diego, la mayoría mujeres y niños, que llegan exhaustos con solo la ropa que llevan puesta.

La organización respondió a un llamado de emergencia del Departamento de Servicios Sociales de California para recibir a los solicitantes de asilo, satisfacer sus necesidades básicas y asistirlos para que continúen su viaje por el país para reunirse con sus familiares y amigos. La agencia está trabajando junto con Jewish Family Service de San Diego, organización que administra este operativo financiado por el estado.

Por otro lado, Caridades Católicas estará encargada de realizar un operativo similar en el Valle Imperial. La meta es que este funcionando para el 1 de abril. 

El director ejecutivo de Caridades Católicas, Appaswamy “Vino” Pajanor, dijo que este trabajo es clave para cumplir con la misión de la organización, ayudar a los más vulnerables y marginados. 

“Estamos abriéndole las puertas al forastero, tal como nos dice el Evangelio”, comentó, “y al hacer esto estamos reconociendo el carácter sagrado de toda persona humana”. 

Tan solo pocos días después de recibir la solicitud de apoyo, Caridades Católicas respondió al llamado enviando a cinco personas de su personal de tiempo completo del departamento de Servicios para Refugiados e Inmigrantes a asistir en este operativo. Comenzaron el 22 de marzo, trabajando de 7 a.m. a 11 p.m. seis días de la semana. Días después la agencia contrató a dos trabajadores temporales para apoyar con el operativo, y planea contratar a otros 11 empleados temporales más para fines de abril. 

Los inmigrantes provienen en su mayoría de países centroamericanos y de México. Estas personas habían sido devueltas a México para esperar una audiencia sobre su solicitud de asilo y se les permitía regresar al país para continuar con su caso, o habían ingresado a los Estados Unidos sin permiso entre los puertos de entrada y pidieron asilo.

El operativo para ayudarlos involucra varios pasos. Primero se les realiza una revisión médica, la cual incluye una prueba Covid-19. Aquellos que resultan positivos son puestos en cuarentena. Se les hospeda en hoteles de la localidad mientras esperan poder viajar para encontrarse con sus seres queridos, un proceso que puede llevar algunos días, aunque la meta es que comiencen ese viaje en tan solo uno o dos días. 

En el Valle Imperial, Caridades Católicas planea tener seis miembros de su equipo para recibir a los migrantes, ofrecerles techo y alimentos, además de facilitarles su viaje. La agencia ha proporcionado dos camionetas de 15 pasajeros cada una para transportarlos a San Diego o Riverside, desde donde pueden tomar el avión o camión. 

“Estos migrantes están huyendo de situaciones peligrosas”, dijo el director de la agencia. “Hay que darles esperanza. Los milagros si ocurren”. 

Caridades Católicas busca donativos en efectivo para ayudar a los solicitantes de asilo a viajar en camión o avión hasta su destino final.  Los donativos pueden hacerse a través de ccdsd.org.





You May Also Like

Menú