Hispanos CatólicosHistoriaNoticias

Comunidad Celebra Padre Legendario

Share this article

[us_gallery ids=»1784,1782,1783″ columns=»1″]

La Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe va a celebrar con una cena de gala el cumpleaños número 90 de su legendario sacerdote, el padre Richard Brown.

Este evento, que se efectuará por tercer año consecutivo, recaudará fondos para becas escolares de la escuela Our Lady’s School que se encuentra en los terrenos de la iglesia de Barrio Logan.

La cena será el primer acontecimiento de una serie de eventos con los que se celebrará el centenario de Nuestra Señora de Guadalupe

El padre Brown se retiró en 2005 tras haber servido 37 años a la parroquia, pero él, de cualquier manera, sigue activo.

A pesar de la artritis que sufre, el padre Brown celebra la primera Misa diaria de las 8 a.m., y regularmente visita a los estudiantes de la escuela.

El actual pastor de la parroquia, el padre John Auther, dijo que el padre Brown es un eslabón viviente de la historia de Barrio Logan.

El padre Brown llegó a la parroquia al final de la década de los sesentas que trajo grandes cambios a la vecindad. La construcción primero de la autopista 5 y luego del Puente de Coronado partió el barrio en dos, profundamente afectando la vida de los residentes. De por sí, las familias mexico-americanas que vivían ahí luchaban contra la pobreza, la contaminación ambiental y las pandillas, entre otros problemas sociales.

El padre Brown incorporó su voz a aquellas que exigían vivienda asequible, instalaciones de recreación y calles más seguras.

Desde entonces, mucho ha cambiado en el vecindario.

Nuevos complejos habitacionales han sido abiertos, existe un nuevo centro comercial y un colegio comunitario se encuentra dando clases, pero a pesar de todo eso, los habitantes del área continúan enfrentando retos muy grandes.

«El padre Brown sigue aportándole a la gente el sentimiento de que Barrio Logan no es solamente parte del pasado”, dijo el padre Auther.

El padre John comentó que los choferes de “lowriders”, en particular, le tienen mucho cariño al padre Brown. Ellos lo acompañan a eventos que asiste y se toman fotos con él.

El impacto que causó en la vida de muchas personas es el legado que hace del padre Brown un ser extraordinario.

Adela García, quien una vez más está organizando la cena del evento, dijo que el padre Brown siempre hizo sentir a la gente que iba a la parroquia como si fuera su hogar.

Aquellos jóvenes, que ahora tienen 60 años o más, continúan asistiendo a ese hogar donde encuentran a su adorado sacerdote.

El padre Brown siempre tuvo gran pasión por apoyar a la gente joven, comentó García, quien recordó un acto sencillo que tuvo un gran impacto en la comunidad.

El padre Brown instaló fuera de la parroquia un aro para jugar baloncesto que al poco tiempo se convirtió en imán, no solo para los jóvenes de la iglesia, sino para todos los muchachos del vecindario.

«El padre Brown estaba enseñándole a los jóvenes a cuidar su cuerpo y su mente”, recordó García. “Él sentía que tenías que que cuidar esos dos componentes, cuerpo y mente, al mismo tiempo”.

El padre fortaleció el movimiento juvenil dentro de la parroquia al desarrollar la Organización la Católica Juvenil, o CYO por sus siglas en inglés, que llegó a tener cientos de miembros.

El padre Brown tomó un camino simple para enseñarles a los jóvenes la fe católica, invitándolos a ser buenas personas y a mantenerse lejos de influencias negativas como las drogas y las pandillas.

El padre se tomó el tiempo de comprender a los jóvenes como individuos, como hijos de inmigrantes, y les dio la fuerza y confianza de convertirse en adultos exitosos.

Muchos de ellos estarán presentes para celebrar el cumpleaños número 90 del Padre Brown.

El evento será una celebración de amor y fe de la comunidad hacia su Padre, dijo García

«El amor por este hombre ha pasado de familia a familia, de generación en generación”.

You May Also Like